octubre 3, 2022

Las píldoras utilizadas para los abortos con medicamentos son generalmente seguras y eficaces; sin embargo, no deben administrarse en algunas circunstancias y deben utilizarse con la supervisión adecuada en caso de complicaciones.

¿Qué es un aborto con medicamentos?

Un aborto con medicamentos es aquel que se realiza mediante la toma de medicamentos para interrumpir un embarazo en lugar de someterse a un procedimiento quirúrgico. Los abortos con medicamentos pueden realizarse generalmente hasta la décima semana de embarazo. Actualmente, más del 50% de los abortos que se realizan en Estados Unidos son abortos con medicamentos.

¿Qué son las píldoras abortivas?

El régimen más común utilizado para los abortos con medicamentos incluye una combinación de 2 medicamentos diferentes, mifepristona (RU-486) y misoprostol (Cytotec), tomados bajo la supervisión de un médico. A veces, cuando las pacientes no pueden permitirse el lujo de tomar la RU-486 o tienen una razón para no poder hacerlo, se utiliza el misoprostol solo.

¿Cómo funcionan las píldoras abortivas y cómo se toman?

Una vez tomada la decisión de proceder a un aborto con medicamentos, la mujer toma una única dosis de RU-486. Este medicamento actúa bloqueando la hormona progesterona, que es importante para mantener el embarazo. Hasta 24 horas después, se toma una dosis de misoprostol. Este medicamento actúa para interrumpir el embarazo ablandando el cuello uterino (la abertura del útero o matriz) y haciendo que el útero se contraiga. Si este proceso no es eficaz, puede tomarse una segunda dosis de misoprostol. La venta de misoprostol se hace bajo receta médica y puede administrarse bajo la lengua, en la mejilla o en la vagina.

¿Es necesario acudir al médico antes de tomar las píldoras abortivas?

Antes de tomar las píldoras abortivas, las mujeres embarazadas deben ser evaluadas por un médico para asegurarse de que no existe un embarazo ectópico (tubárico) y para confirmar que las píldoras abortivas pueden utilizarse con seguridad. El aborto con medicamentos puede no ser seguro en mujeres con uso prolongado de esteroides, problemas suprarrenales o trastornos hemorrágicos. Además, el aborto con medicamentos es más seguro y eficaz en las primeras etapas del embarazo (antes de las 10 semanas) que después. Las píldoras abortivas no tratan el embarazo ectópico y no deben utilizarse para esta condición.

¿Tienen las píldoras abortivas efectos secundarios?

Los efectos adversos más comunes asociados a las píldoras abortivas son molestias gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarrea, dolor de estómago), calambres pélvicos y hemorragias. Ocasionalmente, puede producirse deshidratación y pérdida de electrolitos si los vómitos y la diarrea son graves. Esto puede tratarse con líquidos orales o intravenosos y medicamentos para las náuseas. A veces las mujeres tienen hemorragias muy intensas con un aborto farmacológico y pueden requerir una transfusión de sangre o incluso una intervención quirúrgica. Las mujeres con problemas suprarrenales y las que toman esteroides a largo plazo pueden experimentar una presión arterial baja cuando toman RU-486.

¿Son eficaces las píldoras abortivas?

Aunque el aborto con medicamentos suele ser eficaz, puede ser incompleto en algunas mujeres, lo que significa que puede quedar algo de tejido en el útero. Esto puede provocar hemorragias graves e infecciones que requieren atención médica inmediata. Además, a veces las mujeres que se someten a un aborto con medicamentos pueden tener un embarazo ectópico no reconocido, que es una afección potencialmente mortal que también requiere tratamiento inmediato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.